Juan José Tamayo: "La visita del Papa es un error"


"La visita del Papa es un error, un pecado de lesa laicidad". Juan José Tamayo, profesor catedrático de teología en la Universidad Carlos III de Madrid, se ha mostrado así de contrario a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebrará en Madrid entre el 16 y 21 de este mes.
Tamayo ha destacado que la cita recibe un "exceso de apoyo político a través de las administraciones públicas". El profesor recuerda que estos viajes pastorales también los realizan otros líderes religiosos, aunque de manera "más discreta". Esta jornada, según el teólogo, "es consecuencia de los restos que aún quedan del nacional catolicismo en un Estado supuestamente aconfesional".
"Esta visita va a reforzar el componente teatral de un catolicismo de masas, de ocupación y sacralización del espacio público, con el objetivo de atraer a los jóvenes -que llevan alejándose desde hace tiempo de la Iglesia- pero creo que no lo van a conseguir". Tamayo, considera que los mensajes que transmite el Papa "están muy lejos de las inquietudes y problemas de la juventud".
"Benedicto XVI habla de la dictadura del relativismo, es decir, la Iglesia católica tiene la única verdad en exclusiva. Esto, tristemente, conduce a atacar al resto de religiones. Eso es violencia", puntualiza. Es el ejemplo que expone el teólogo para explicar que no solo la religión musulmana es víctima en ocasiones del fundamentalismo y la violencia ejercida por los seguidores que hacen una interpretación "incorrecta" de los textos sagrados. Relacionarlos únicamente con el Islam supone, según Tamayo, "demonizar" a millones de seguidores de una religión que tiene 14 siglos y que cuenta en su historia con grandes teólogos, pensadores y místicos, así como con "importantes" aportaciones a la cultura y al pensamiento.
Según ha explicado Tamayo, que lleva más de 10 años en las aulas, en el cristianismo hay también mensajes que llevan a la violencia. Y, como ejemplo, se refiere al asesino confeso del doble atentado de Oslo: "Es un fanático de la extrema derecha con componente religioso católico-cristiano con todo un plan de ataque contra el Islam". También la violencia "simbólica", dice el teólogo, tiene cabida: "La que se ejerce contra las mujeres es perversa, reducidas al espacio privado y sin la oportunidad de asumir cargos de liderazgo", añade.
"Cuando la religión desemboca en comportamientos irracionales, esa irracionalidad lleva con relativa frecuencia al fundamentalismo y este, a su vez, desemboca en violencia o terrorismo". Irracionalidad, fundamentalismo y violencia. Estos son los peligros que el teólogo atribuye a la religión. Por eso, "es necesario hacer una crítica de las religiones para que, por una parte, se destapen las patologías que tienen y también se subrayen las aportaciones" que hacen a la sociedad, ha indicado.