De mis impuestos al papa, ¡cero!


El papa Benedicto XVI está a punto de llegar a Madrid para la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid. Su viaje se realiza con una doble condición, como Jefe de Estado de un ficticio país llamado Vaticano, y como jefe de una iglesia, la católica. Este incoherente estatus, jefe de un Estado y jefe de una iglesia, le permite realizar sus viajes pastorales a costa del Estado al que visita.
Entendemos que la ciudadanía no tiene por qué costear las visitas y viajes pastorales de quien viene a predicar y difundir doctrinas con las que puede o no estar de acuerdo.
¿Por qué tengo que costearle la difusión de su doctrina o el fortalecimiento de una organización que…?
- rechaza la igualdad y mantiene un papel secundario para las mujeres;
- es homófoba, va contra el matrimonio entre personas del mismo sexo;
- que ataca el derecho al aborto;
- que ataca el uso del preservativo aunque mueran miles de personas por VIH/SIDA,
- que mantienen y protege a pederastas en su seno,
- que mantiene acuerdos y concordatos que privilegian su posición jurídica para difundir sus doctrinas;
- que mantienen miles de catequistas dando su religión en las escuelas públicas:
- que reciben miles de millones de euros al año del Estado
Por todo ello nos manifestamos en contra de que estos viajes se paguen con el dinero público, y exigimos de las administraciones que no se paguen estas visitas. ¡Ven a la mani el 17 de agosto!