¡No al minivaticano!


La homofobia y el machismo tendrán pronto hotel de cinco estrellas en el centro de la capital madrileña. El pasado 27 de febrero el Ayuntamiento de Madrid, gobernado por el Partido Popular con mayoría absoluta, aprobó la concesión al Arzobispado de unos 25.558 m2 edificables (equivalente a casi 100 canchas de tenis) en la céntrica zona del Parque de la Cornisa-Vistillas.

En estos terrenos de titularidad pública la Iglesia católica española edificará su propio “minivaticano” para acoger en él varias dependencias eclesiásticas, un nuevo espacio desde donde irradiarán la intransigencia y la intolerancia que predican a diario las jerarquías católicas. Esta construcción supondrá la desaparición de uno de los principales pulmones verdes del centro de la capital, así como de una zona de importante valor arqueológico y de un emblemático paisaje madrileño. Sin duda, una considerable pérdida para los vecinos y vecinas del centro de Madrid.

La especulación urbanística continúa arrasando la CAM, y en esta ocasión para beneficiar a los intereses económicos de la Iglesia católica. Las asociaciones vecinales, junto a los partidos políticos de la oposición (PSOE e IU), están organizando varias convocatorias para intentar frenar este atentado medioambiental e histórico. La más importante de estas citas tendrá lugar el próximo 29 de marzo, domingo. Una manifestación partirá al mediodía desde el parque de las Vistillas para finalizar en la Catedral de la Almudena, sede del Arzobispado de Madrid.

La protesta frente a este atropello también se hace presente en la red. En esta web puede firmarse en defensa del parque y en contra de la especulación urbanística.

¡No a la destrucción del Parque de la Cornisa-Vistillas!
¡No más suelo público para las confesiones religiosas!
¡No más especulación urbanística en Madrid!