más sobre la crisis

Muchas personas conviven con el vih-sida muchos años de su vida, en un estado cronificado, siempre que puedan acceder al tratamiento adecuado.

Ahora bien, si careces de atención se puede convertir en una verdadera sentencia de muerte. No queremos ser banales con esta cuestión de vih-sida, queremos que seamos todos conscientes de la situación a la que llevamos a algunas personas por no tener los documentos y ser ciudadanos y ciudadanas legales en este país.